La firma surgió en enero de 2013. Empezó con tan sólo tres personas pero hoy en día su planta laboral ha crecido a cerca de 50 colaboradores, lo que demuestra su crecimiento vertiginoso, producto de su penetración de mercado y la confianza que han depositado sus clientes en ellos

Los grandes proyectos no sólo se miden por el número de personas que participa en ellos, sino por las alturas que pueden alcanzar y la velocidad con la que se mueven en el mercado. Es el caso de ValidPro, la cual ha crecido de forma inconmensurable y veloz en los últimos 24 meses.

“Desde que empezamos tuvimos una visión clara: lo primero fue tener fianzas sanas y, lo segundo, invertir en la propia empresa y eso hemos tratado de mantener desde que iniciamos lo cual nos ha dado estos resultados”, aseveran en entrevista exclusiva con Diálogo Ejecutivo Fausto Hernández y Jaime Castro, gerentes de Negocio y Operaciones de ValidPro, respectivamente.

De hecho, afiman, “hoy no tendríamos dinero para asistir a eventos y pagar patrocinios si no tuviéramos la disciplina que tenemos”.

Ambos directivos se han capacitado también, con el propósito de estar a la altura de las nuevas exigencias que tiene el mercado. “Hay que saber administrar el crecimiento; la empresa cuenta con un Consejo Directivo que la gobierna, porque la idea no es tomar decisiones al azar o por capricho”, revelan.

Las reglas de oro
El Consejo Directivo tiene funciones muy claras, como reunirse de manera periódica y dar un rumbo a la empresa. “En un inicio anotamos ciertas reglas de oro, que es un término más que adecuado- en donde tomamos nota de los acuerdos a los que llegamos. Esas reglas de oro también nos han facilitado gestionar de mejor forma las actividades que tenemos”, abundan.

La fima nace del esfuerzo conjunto entre dos profesionales que la encabezan: uno de ellos con amplia experiencia y reconocimiento en los aspectos normativos nacionales e internacionales que rigen a las industrias dedicadas a ciencias de la vida; y, por otro lado, un emprendedor con amplia experiencia en el desarrollo de negocios.

“Partimos de la gran experiencia que tiene Jaime Castro en los temas de validación y califcación. Con la versión 2006 de la NOM 059 se generó una pequeña revolución en la industria que obligó a cumplir un mayor número de requerimientos. Siete años después, en 2013, llegó la nueva versión de la NOM y ahí es donde de nuevo se abre el campo para apoyar a las empresas con nuestro trabajo. Así nace ValidPro”, resaltan.

Suma de experiencia y talentos
Se conocieron en 2011, pero hasta 2013 tuvieron la oportunidad de unir fuerzas y generar una nueva empresa que el mercado demandaba. Como muchos, vieron un contexto favorable, ‘un momento coyuntural muy bueno’ en el mercado y decidieron juntar su experiencia y talentos.

“Tengo una fuerza laboral que está cada día más comprometida y, a través de ellos, es que lograremos los resultados”: Mónica Gebauer

Recibí la Dirección de Operaciones de Merck México en noviembre de 2014, con un presupuesto elaborado y una entrega de producto y demandas ya fijados, así que durante los últimos dos meses del año pasado trabajé en establecer la estrategia 2015 al escuchar a mis clientes (Merck Serono y Merck Consumo), saber su opinión sobre nosotros, nuestros servicios, lo que esperaban para el siguiente año y el plan de crecimiento de cada división, lo cual me permitió establecer nuestro plan de trabajo”, explica Mónica Gebauer en entrevista exclusiva con Diálogo Ejecutivo.

Más adelante, en el área de Operaciones analizaron los resultados que habían obtenido hasta el momento, los indicadores con los que contaban y cómo eran interpretados éstos en los diferentes niveles para, en 2015, consolidar los objetivos del presente año. “Nuestra base de trabajo es lograr una satisfacción al cliente a 100%, es decir, que cada pedido que recibamos debe estar 100% en tiempo y forma, con la calidad y cantidad solicitados por cada mercado”.

Continúa: “Nuestro foco es consolidar y robustecer el proceso de doble cámara, que es una tecnología que desarrolló Merck para la aplicación de multivitamínicos, vitamina B12 en general, donde la mezcla se realiza dentro de la jeringa y la aplicación se realiza en directo al paciente a través de un líquido estéril. Además, planeamos obtener la certifiación de nuestra planta de manufactura y acondicionamiento para levotiroxinapara el mercado de Estados Unidos”.

TAPVS es la unidad de verificación con mayor experiencia y prestigio, con el mayor número de registros ante la Cofepris, al cumplir con los más altos estándares de calidad y efectividad, para obtener en un tiempo óptimo los registros sanitarios para medicamentos y dispositivos médicos

"La conceptualización de TAPVS inició en 2011. Es una empresa que se creó durante el proceso para la predictaminación de los medicamentos y dispositivos médicos. Somos una Unidad de Verificación Autorizada por la Secretaría de Salud para emitir dictámenes respecto del cumplimiento de requisitos establecidos por la Secretaría Salud (SSa) o en las normas legales correspondientes a fin de obtener una autorización sanitaria”, señala en entrevista Cristina Viruega, directora general de TAPVS.

Y continúa: “Somos la unidad de verificación con mayor experiencia y prestigio, con el mayor número de registros ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), al cumplir con los más altos estándares de calidad y efectividad, para obtener en un tiempo óptimo los registros sanitarios para medicamentos y dispositivos médicos”.

Asimismo, dice Viruega: “Somos el tercero autorizado que integra, con mayor confiabilidad a su gama de servicios, la realización de visitas de verificación a establecimientos dedicados al proceso de medicamentos y fármacos”.

La clave del éxito
Todo lo anterior, destaca, “es la diferencia desde el nacimiento de la empresa, que siempre ha sido una clave de éxito en la empresa. Nosotros nos adecuamos a las necesidades de la Cofepris, por supuesto”.

La directora general dice: “Nacimos desde 2011, pasamos el proceso de la certificación en lo que se llama la primera generación de terceros autorizados y obtuvimos nuestra autorización en enero de 2012, que también fue el año de inicio de operaciones”.

“Como fuimos la primera generación de este tipo de terceros autorizados, creamos nuevas medidas o procedimientos que la autoridad después implementó. Es decir, nosotros se lo presentamos a la Cofepris y la agencia sanitaria tomó algunas de nuestras ideas para implementar el esquema de los terceros autorizados”, detalla.

Semáforo en verde
En el nacimiento de la empresa, rememora, “tuvimos una visita de parte de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), que nos hizo una auditoría a todos los terceros de esa primera generación y nos calificó con semáforos en verde, amarillo y rojo, según el parámetro que ellos establecieron. Por fortuna, nosotros recibimos semáforo en verde (fuimos los únicos con esta calificación) por todas la medidas que habíamos implementado. Algo que nos ha caracterizado es que innovamos en todo momento y buscamos qué necesitan nuestros clientes, los que vienen detrás de nosotros y somos una referencia”.

Después de pasar ese proceso, puntualiza, “se lanzó en marzo y abril de 2012 y terminamos la dictaminación, pero la Cofepris todavía acomodaba algunos aspectos que quizás no se ven, pero que no son tan sencillos de hacer de la noche a la mañana”.

Entonces, comenta, “luego de todos esos ajustes de la agencia sanitaria, llevamos a cabo nuestro primer informe técnico y lo presentamos a la Cofepris. Con mucho orgullo puedo presumir que obtuvimos una resolución en un tiempo súper record –se trataba de una modificación técnica- y no tuvimos ninguna observación de la autoridad”.

Luego de ello, recuerda, TAPVS tenía ya su primer registro y así empezó su andar por el mundo de los terceros autorizados. “Hoy tenemos más de 1,800 trámites recibidos y más de 1,000 informes técnicos favorables entregados”, enfatiza.

Y reitera: “Así nacimos y, después, los terceros entendimos mejor el negocio, las reglas, los procesos y ajustamos a nivel interno; hemos aprendido sobre nuestras áreas de oportunidad y hemos mejorado”.

La academia ha tenido una brillante trayectoria en sus poco más de cinco años de operación. Su misión ahora es consolidarse, sumar asociados y continuar con su labor de difusión de los principales tópicos de la docencia médica, así como lograr el reconocimiento para los médicos que se dedican a la enseñanza

"Luego de su fundación en 2009, la Academia Nacional de Educación Médica (Acanem) empezó a reunirse para discutir algunos problemas. Se definieron cuatro grandes retos de la educación médica (EM): 1) modernización e innovación educativa, 2) investigación educativa, 3) carrera docente, y 4) la toma de decisiones en EM”, advierte en entrevista exclusiva con Diálogo Ejecutivo Lydia Zerón, presidenta actual de dicho organismo y también titular del Departamento de Proyectos Especiales de la Secretaría de Enseñanza Clínica e Internado Médico. El mecanismo era reunirse y crear algunos documentos. “Así es como se pudo hacer, por ejemplo, el Código de Ética Docente. Por eso, la Acanem es, ante todo, un foro de análisis y reflexión. Es una asociación muy joven y diferente a las demás academias”, aclara.

Y sigue: “Los médicos estamos acostumbrados a un sistema un poco rígido, estructurado, porque lleva una tradición de más 100 años la Academia Nacional de Medicina (ANM). Nosotros somos jóvenes, con un formato mucho más flexible e incluyente. Están invitados todos los profesionales que participan en la atención del paciente y a todo el equipo de salud. La verdad es que pueden participar todas las personas que rodean al paciente: el médico, la enfermera, el nutriólogo... Así, es muy interdisciplinaria la academia. Por lo mismo, los formatos de ingreso y nuestras reuniones son diferentes. Creo que eso la ha hecho atractiva a la gente”.

Los retos de la educacion medica en Mexico

Mucha aceptación
A pesar de ser una academia muy joven, ha tenido mucha demanda. “A la fecha se han hecho dos libros, una revista y varios congresos. Los libros son multiautores. Nosotros hicimos la invitación para participar y llegó tal cantidad de información tan buena que se decidió hacer dos libros, que llevan por título Los retos de la educación médica en México. El primer tomo lleva dos ediciones. Estos libros no se vendieron, sino que se regalaron a todos los miembros de la academia y a las personas interesadas en consultarlos”.

La presidenta de la Acanem resalta que dichos libros tuvieron tan buena aceptación que les han pedido realizar nuevos proyectos, a lo que añade que sí hay material para llevarlos a cabo. “Trabajamos para que haya nuevas publicaciones, y también, editamos la revista Retos de la educación médica. Es una revista periódica, con un formato más de disciplina social, no tan médica, porque la educación es una ciencia social y lo que nosotros necesitamos es abordarla como tal”.

La revista, por cierto, se empezó a publicar en 2011, añade. Es una revista de publicación cuatrimestral. Ninguna se vende, sino, igual que los libros, se distribuyen de forma gratuita entre los miembros y la gente interesada. “La revista es de disciplina social. Entonces, como uno de los principales objetivos de la academia es discutir, analizar y reflexionar sobre los problemas de la EM, en esta revista encontramos un foro en donde la gente que ha tenido experiencias exitosas en cuanto a procesos de enseñanza-aprendizaje a cualquier nivel y que tengan un tema a discutir, éste sea el lugar. En esta revista podremos encontrar experiencias de gente muy prestigiada dentro del campo de la medicina y de la educación, y también, experiencias que han empezado en la EM, donde se hacen propuestas, reflexiones, análisis y hemos tenido buena recepción”.

Sin embargo, recuerda, “tuvimos un problema porque nuestro patrocinador Alfredo Gutiérrez falleció. Entonces, la revista se suspendió, pero esperamos que este año 2015 podamos sacarla de nuevo, porque hay mucho material y la gente sigue interesada. Pero sí, también hemos tenido serios problemas”.


Flexible incluyente y moderna

Trabajo extraordinario
“Recibí una academia mucho más consolidada. El presidente Francisco González hizo un trabajo extraordinario, porque con pocos recursos pudo mantener la academia viva, además de que abrió dos filiales en provincia: en Monterrey y Guadalajara. La academia ha crecido mucho más rápido de lo que habíamos pensado. Nos hemos extendido fuera de la Ciudad de México y muchas instituciones de educación superior y pública han estado interesadas en incorporarse. Nos acogió el Hospital General de México, el cual nos brindó todo tipo de apoyo para que la academia pudiera funcionar y mantener su vida académica presente en todos lados. Nos fue muy bien en la pasada administración”, define Zerón.

La Acanem, justo por su poco tiempo de vida, todavía no tiene una sede oficial. Sus oficinas han sido las mismas de su presidente en turno, por lo cual ahora reside en la Facultad de Medicina (FM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “También, hemos hecho un esfuerzo por actualizar nuestra página electrónica de la academia, por ejemplo. Así, tendremos una mejor comunicación con toda la gente a través de este medio electrónico”.

Un gran evento
En este año 2015, informa, “nos reuniremos tres instituciones: la FM de la UNAM, la ANM y la Acanem para hacer un evento mucho más grande, que es el Congreso de EM. Este congreso se llevará a cabo en octubre, del 21 al 23. Será en la FM y en la División de Posgrado. Tendremos actividades de talleres todo un día y hemos convocado a todas las instituciones, tanto de salud como de educación superior. Habrá carteles, trabajos libres, en presentación oral, conferencias, simposios, mesas de debate, etcétera. Es un evento muy grande. Es la primera vez que se reúnen tres instituciones así. En el evento celebraremos el Día del Médico”.

La Mesa Directiva de la Acanem está conformada de la siguiente forma: Lydia Zerón, presidenta; Carlos Lavalle, vicepresidente; María de los Ángeles Fernández, secretaria; y Patricia Vidal, vocal. “Ellos son el equipo más cercano que colabora conmigo para sacar adelante la academia”, indica la entrevistada.

Cuatro objetivos
Zerón expresa que hay tres objetivos principales: “Consolidar el Consejo Certificador de Educación Médica Continua (EMC). La EMC es un área en México que no está normada ni regulada, así que depende de la calidad de la atención que brindan los profesionales de la medicina. Creemos que si la logramos normar y regular, podremos dar un gran aporte a la calidad de la atención del paciente en nuestro país. Este consejo depende directamente de la Mesa Directiva de la academia. Ese es el primer objetivo”.

El segundo, dice, “es la construcción de la carrera docente. Todos los médicos hemos sido docentes desde que hemos sido formados, pero no se le ha dado un reconocimiento a la función de los médicos como docentes, y tampoco, se ha formalizado la educación que se le da a los médicos como profesores. La carrera docente pretende reconocer el trabajo de los docentes médicos, no sólo a nivel curricular, sino que pensamos y aspiramos a tener un reconocimiento económico. Esto es para que los médicos sepan que hay que continuar con la actualización en docencia médica para poder ser reconocidos y, de igual forma, ser mejores médicos”.

El tercer punto, subraya, es la creación de redes de investigación en EM. Como la academia recibe a profesionales de distintas instituciones, como del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), y de la Secretaría de Salud (SSa) podemos fomentar y reconocer la investigación en EM. En México, hay muy poco en EM y, por tanto, es una área que tenemos que impulsar”.

El cuarto, adelanta, sería la creación de un premio al docente médico. “Hemos armado una convocatoria y un programa para reconocer en algún evento la trayectoria de los docentes médicos”.


 

Flexible incluyente y moderna2

Modernización y conceptualización
Zerón expresa: “Al final de mi gestión me gustaría que se dijera que fue una administración que impulsó la modernización y conceptualización de la EM en México, la cual ha crecido mucho en los últimos tiempos, pero en Europa y Estados Unidos ya tiene 30 o 40 años que es considerada una disciplina como cualquier otra de las especialidades médicas, y en México no. Yo quisiera que al terminar estos dos años, nuestros mismos colegas, quienes son los principales a los que hay que conquistar, reconozcan la EM como una disciplina de las más importantes, porque formamos a todos los médicos, de nosotros depende formar a un muy buen médico que pueda atender y brindarle calidad al paciente. Si eso se gana, sería muy bueno”.

El Instituto Médico de Capacitación (IMC), expresa, “fue de las primeras organizaciones que creyeron en nosotros y se interesaron en lo que hacíamos. Por eso, ellos fueron los patrocinadores de los libros y de la revista. El IMC yo lo veo como una empresa diferente a muchas de las que están ahora en esa área. La relación que tenemos con ellos es muy buena, es muy cordial. Ahora con Gustavo Hernández, director del instituto, el vínculo es muy bueno, colaboran con nosotros, así que creo que tendremos muchos proyectos a largo plazo”.

Foro de análisis y reflexión
La Acanem, informa, no capacita hasta ahora. “Como dije antes, somos más un foro de análisis y reflexión. Todavía no hemos dado cursos. El IMC colabora con nosotros en el diseño de estrategias y, así, poder alcanzar a más médicos en poco tiempo”.

Además del IMC, refiere Zerón, “hemos trabajado con todas las demás instituciones de salud y educación. Por ejemplo, con nosotros trabajan otras universidades, no sólo la FM de la UNAM, sino también la Universidad Panamericana, la Facultad Mexicana de Medicina de La Salle, la Universidad Anáhuac, la Escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional y algunas foráneas. Están otras instituciones de salud y Grupo Ángeles, por lo que la participación es multi institucional”.

Actividad al por mayor
Y sigue: “A pesar de que yo tomé la Presidencia en octubre, en noviembre realizamos la primera actividad, que fue una conferencia magistral. La impartió Melchor Sánchez, quien es secretario de EM de la FM de la UNAM y miembro fundador. Él es un experto en educación y habló sobre El liderazgo en medicina debemos enseñarlo. Esa fue la primera actividad con la que empezó el ciclo académico. En marzo tendremos una actividad con los miembros fundadores, y en abril, tenemos otra sesión, un simposio llamado Jurisdicción de las decisiones médicas. Está pendiente por definirse la sede y el día. Y, bueno, las reuniones con la Mesa Directiva son una vez al mes”.

El Consejo Certificador de Educación Médica (Cocemec), puntualiza, “funciona desde hace tres años y fue presentado en el congreso pasado, en octubre. Hemos hecho algunas pruebas piloto para certificar proveedores y EM, y trabajamos con los consejos de especialidades para buscar también su apoyo y que ellos vean las ventajas que tiene certificarse como proveedores de EM”.

La otra parte de la carrera docente, indica, es un proyecto mucho más ambicioso, porque requiere del apoyo de varias instituciones, no sólo a nivel local sino federal. “Se requiere el apoyo para garantizar que el docente sea reconocido en todas sus funciones. Las redes de investigación educativa ya las hemos elaborado con todos estos miembros fundadores, al definir proyectos muy concretos sobre investigación”.

Y añade: “Tenemos actividades programadas durante todo el año, pero digamos que lo que es público son en los meses de abril y julio, y luego, el Congreso de EM. No sé si podremos concretar la carrera docente, porque éste es el esfuerzo mayor que enfrentará la academia, pero sí queremos sentar las bases para que el siguiente presidente pueda tener con qué arrancar el programa de carrera docente”.


"A la fecha se han hecho dos libros, una revista y varios congresos. Los libros son multiautores. Nosotros hicimos la invitación para participar y llegó tal cantidad de información tan buena que se decidió hacer dos libros, que llevan por título Los retos de la educación médica en México"

Lydia Zeron2

Ideas, propuestas, trabajo
Aunado a lo anterior, comenta, “tenemos una página electrónica, en la cual viene toda la información de la gente que no puede asistir a los eventos. Ahí están los formatos que tienen que llenar y la documentación que tienen que enviar para que la vocalía de admisión, que sesiona una vez al mes, analice los currículums y se les autorice o no el ingreso”.

Los planes a mediano plazo son, resalta, “impulsar a la EM en México como una disciplina reconocida por nuestros mismos colegas y por los demás profesionales. A corto plazo sería invitar a más gente a que conozca la academia, porque mucha gente todavía no la conoce, y llegar a todos los médicos que están en los hospitales, quienes hacen actividades docentes y que en la academia pueden encontrar un foro en donde pueden exponer sus ideas, hacer propuestas y trabajar para mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje en los médicos”.

Por el momento, recalca, sólo se obtienen recursos por las cuotas de recuperación de los miembros. “La academia está muy joven aún, entonces se realizan los trámites ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para poder ser un órgano donatario autorizado, esto es, que permita recibir donativos de algunas instituciones. Hay varias instituciones interesadas en colaborar, pero necesitamos aclarar primero esto para poder tener recursos. Por el momento, sólo contamos con el apoyo de los miembros. Son 210 miembros. Fueron 100 miembros fundadores y en los siguientes años se incorporaron otros 110”.

Educador médico
El perfil del asociado, delinea Zerón, es cualquier profesional de la salud que participe en el equipo de la atención de la salud del paciente. Puede ser médico, enfermera, nutriólogo, químico, biólogo, terapista y que ejerza funciones de docente en el campo de la medicina.

Entre los principales beneficios que tiene hacerse miembro asociado está el reconocimiento a su función como educador médico. “La Acanem da certeza y prestigio a quien participa y colabora en ella. Nuestro presidente fundador, Alberto Lifshitz, es una figura reconocida dentro del campo de la medicina y educación. Es nuestro modelo a seguir”.

A mejorar la EM
Todas las personas que se incorporan a la academia, continúa la presidenta, “tienen la posibilidad de publicar en nuestros órganos, ya sea en nuestros libros o en la revista, y exponer en las actividades en las que promovemos. Hay varias instituciones que se han acercado con nosotros para que validemos sus actividades educativas. Por ejemplo, cursos o talleres o congresos. Hemos validado algunos, entonces, la gente ya busca el logo y la acreditación de la academia para promover sus actividades como especialistas”.

Para concluir, Zerón invita a toda la gente que está interesada a ingresar a la academia. “Es una academia flexible, incluyente, moderna y necesitamos de gente que esté interesada en mejorar la EM”.

En el marco de la presentación para medios de comunicación del II Compendio Estadístico de la IF en Méxicoel director de la cámara platicó con nosotros sobre este esfuerzo que derivó en este documento, el cual contiene datos relevantes para entender mejor el momento que vive este dinámico sector en nuestro país. Aquí, la charla y los datos duros de la industria

"En la parte de inversión, la industria ha destinado de 2007 a 2013, cerca de 200 millones de pesos (mdp). En 2007 se asignaron 22 mdp y, en 2013, se invirtieron 35 mdp en diferentes conceptos. En IyD esto representa cerca de 18% de las ventas, lo cual es muy importante, porque, comparado con cualquier otra industria, la IF ha invertido en activos, en capacitación e investigación, que quizás es lo más destacable comparado con otras ramas industriales”, relata en entrevista exclusiva con Diálogo Ejecutivo Rafael Gual, director general de la Cámara Nacional de la IF (Canifarma).

Y continúa: “La IF destina cerca de 17% de la inversión en IyD; es decir 3.5% de las ventas totales, esto comparado con lo que México invierte como porcentaje del PIB en este rubro, cerca de 0.43%, lo invertido por la industria es ocho veces más alto. La verdad, la IF se caracteriza , sobre todo, por un alto grado de inversión en IyD, y además, esto ha sido por méritos propios, es decir, sin apoyo de ningún tipo. En la actualidad, ya tenemos un Plan de Desarrollo de la IF, que ha impactado en el Programa de Desarrollo Sectorial de la Secretaría de Economía, en el Plan Nacional de Desarrollo, y ahí, hay una serie de apoyos que potencializarán el crecimiento de este rubro en IyD”.

Empleos calificados
Otro punto importante, por ejemplo, enfatiza Gual, son los empleos, “los cuales han crecido de 2007 a 2013 en 10 mil. En la actualidad, la IF crea cerca de 87 mil empleos directos y cerca de 400 mil empleos indirectos, “lo cual también da un alto grado de compromiso por parte de este sector para invertir en México y crecer; además de que los empleos en la IF como todos sabemos, son altamente calificados. El nivel de sueldo es tres veces el promedio de los sueldos en el sector manufacturero por la misma especialización. Hablamos de que cerca de 50% son profesionistas -con licenciaturas, maestrías o doctorados- y cerca de 15% son carreras técnicas; es decir, ya tenemos 65% del personal calificado que trabaja en la IF. Esto es algo que vale la pena destacar”.

Otra parte meritoria, indica, son las exportaciones, donde también la IF, en este periodo de 2007 a 2013, creció 50%, mientras que el país creció en el mismo rubro cerca de 32% y, la industria manufacturera, cerca de 43%. “Es decir, en realidad la industria manufacturera va adelante en este sentido por diferentes factores, desde luego la competitividad es uno de ellos, pero también ayuda tener un mejor reconocimiento por parte de otros países en la parte sanitaria”.

Al respecto, insiste, “es muy seguro que lo anterior impacte de forma positiva en los próximos años, más que nada por todo lo que se ha dado alrededor del desempeño de nuestra agencia regulatoria, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris)”.

En cuanto a importaciones, éstas crecieron en 20% en la IF, comparado con 22% de incremento en la industria manufacturera y 27% en las importaciones del país, en el mismo período, 2007–2013. “entonces el gap, si bien existe, es todavía una industria deficitaria por el tema de las materias primas; las importaciones han disminuido con respecto al crecimiento de las exportaciones. Eso nos permite pensar en que el gap se pueda reducir más, si se produjera la parte de la industria farmo-química sobre todo”.

Es un programa de atención médico-preventiva que otorga el GDF a través de la SSa encabezada por Armando Ahued, con el propósito de acercar a la población en situación vulnerable los servicios de salud, para prevenir y detectar a tiempo posibles enfermedades

El 24 de julio de 2014, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), anunció la estrategia El médico en tu casa, con el objetivo de reducir los índices de mortalidad materna. Y, a inicios de septiembre de ese mismo año, se dio el banderazo de salida a este programa.

Al respecto, Diálogo Ejecutivo se reúne en exclusiva con Francisco Osuna, director ejecutivo de Servicios de Salud Pública de la Secretaría de Salud (SSa) del GDF, quien precisa que dicho programa “ha sido muy exitoso hasta el momento y consiste en otorgar atención médico–preventiva a las personas en estado de vulnerabilidad en su casa, con el propósito de asegurar el derecho a la salud de los habitantes de la Ciudad de México, sin importar derechohabiencia laboral”.

El medico en tu casa3

Situación vulnerable
El médico en tu casa, enfatiza, “surge por el problema de la mortalidad materna y es un programa de atención médico-preventiva que otorga el GDF a través de la SSa, encabezada por Armando Ahued, con el propósito de acercar a la población en situación vulnerable los servicios de salud, para prevenir y detectar a tiempo posibles enfermedades”.

Osuna resalta: “La gente nos ha atendido muy bien. Éste es un programa innovador. Esto no se da en otros lados. En Europa se ha hecho, pero con la diferencia que en la Ciudad de México va el médico al domicilio, lo cual es un gran valor agregado”.

La población objetivo, expresa, a la que se le tiene que dar atención y referencia oportuna de calidad, es la siguiente: mujeres embarazadas, adultos mayores, enfermos terminales, personas discapacitadas o postradas y mujeres en edad fértil. “Por desgracia, la mujer embarazada, sobre todo la adolescente, no acude pronto con el médico, sino hasta que siente los dolores del parto, sin haber recibido antes ninguna atención prenatal y por eso se nos complica. Esto ocurre, sobre todo, en las delegaciones Iztapalapa y Gustavo A. Madero”.

En el caso de los adultos mayores, dice, la atención se da porque muchos de ellos tienen enfermedades crónicas y por diversas razones (como que los hijos se van a trabajar, están solos todo el día, etcétera) no pueden acudir al médico. “Entonces nosotros le enviamos el servicio médico e, incluso, el medicamento hasta su propio domicilio”.

Por su parte, las personas con enfermedades terminales son gente, por lo regular, con algún diagnóstico catastrófico, que ya no se pueden mover, ya estuvieron en algún servicio de terapia intensiva en algún hospital. “Entonces nosotros vamos, los valoramos, atendemos y capacitamos a la familia para que le den los mejores cuidados en esta última etapa de la vida. Por desgracia fallecen, pero rodeados de su familia”.

Acerca de las personas discapacitadas y postradas, es el grupo de personas que no se pueden movilizar, a quienes también se atiende en su domicilio.

Con el paciente al centro de su estrategia global, el laboratorio de origen alemán se apresta a continuar con el crecimiento de dos dígitos que ha experimentado en los últimos años, sobre todo al redefinir sus líneas de investigación y enfocarse sólo en ciertas áreas terapéuticas, como cáncer y diabetes, además de enfermedades respiratorias, como asma, EPOC y fibrosis pulmonar idiopática 

 

"El pilar de Boehringer es la innovación, por ello nos hemos pronunciado como una empresa privada orientada al descubrimiento de nuevas moléculas. Eso es nuestro foco de negocios. Tenemos que continuar con la inversión a pasos más fuertes”, señala en entrevista con Diálogo Ejecutivo Miguel Salazar, director general de Boehringer Ingelheim México. A nivel mundial, añade, “invertimos alrededor de 24% de los ingresos totales de la División Farma, es decir, todo lo que comprende a prescripción”.

Si se revisan las cifras históricas, advierte, éstas han crecido en los últimos años. “Somos una empresa de largo plazo. Una firma que al no estar sujeta a las fuerzas de los mercados, al no tener que entregar el cierre del cuatrimestre o del trimestre para que Wall Street se vea bonito, somos una empresa de largo plazo. Eso nos da mucha paz y tranquilidad para investigar sobre áreas terapéuticas importantes”.

Y agrega: “Los laboratorios farmacéuticos no podemos dedicarnos a investigar por todos lados. Qué más quisiéramos investigar en cáncer, diabetes, oncología, respiratorio, anticoncepción, cuidado de la mujer, hiperplasia benigna de próstata, etcétera... No hay empresa que lo pueda hacer. Por lo tanto, decidimos concentrar nuestras baterías en áreas terapéuticas muy específicas”.

Un gran legado

El directivo resalta: “Investigaremos e innovaremos sobre terapias respiratorias, en específico, en asma, en enfermedad pulmonar obstructiva crónica –mejor conocida como EPOC -, enfermedades metabólicas, como la diabetes mellitus; problemas virales, como hepatitis C; anticoagulación y cáncer, entre otros. No investigaremos más, por ejemplo, reumatología, antibióticos y aquellas áreas terapéuticas donde todo está dicho y donde existen mucho más expertos que nosotros”.

Sin embargo, informa, “en México tenemos un gran antibiótico para infecciones urinarias. Entonces, continuaremos con ese legado que tenemos de productos históricos, pero nuestras líneas futuras de investigación van hacia muchas otras enfermedades.

Aunque tenemos que acotar enfermedades de nicho. Por ejemplo, la diabetes es un padecimiento tan amplio y específico para la población mexicana, donde la obesidad ha causado una pandemia y mortandad tan grande, que es un área donde continuaremos la investigación”.

Salazar describe: “Anticoagulación, por ejemplo, es algo de lo que hasta yo estoy sorprendido. Los problemas causados por infartos renales, problemas como accidentes cerebrovasculares, o trombosis venosa profunda, son más comunes de lo que pensamos. La gente parece que se muere de un infarto o de una trombosis, y no, se muere de un problema de coagulación”. Por ejemplo, comparte, “yo tuve un problema de trombosis venosa profunda que radicó, al final, en una tromboembolia pulmonar por temas de coagulación. Esos trombos que se forman en las rodillas viajan al pulmón o al cerebro y causan estragos. Por fortuna, yo estoy metido en esto y con rapidez me di cuenta. Como paciente te puedo decir que es espantoso, pero es una bendición saber que hay productos y laboratorios que investigamos esto”.

Por ejemplo, comparte, “yo tuve un problema de trombosis venosa profunda que radicó, al final, en una tromboembolia pulmonar por temas de coagulación. Esos trombos que se forman en las rodillas viajan al pulmón o al cerebro y causan estragos. Por fortuna, yo estoy metido en esto y con rapidez me di cuenta. Como paciente te puedo decir que es espantoso, pero es una bendición saber que hay productos y laboratorios que investigamos esto”.

Más artículos...