Gran oportunidad histórica

Editorial
Typography

Jorge Arturo Castillo2Jorge Arturo Castillo

@jorgearturo1222

Es director editorial fundador de Diálogo Ejecutivo y periodista desde hace 25 años. Tiene amplia experiencia en revistas de tecnología, negocios y salud. Ha trabajado en los principales medios impresos y electrónicos del país.

Aunque no queramos México estará dentro de las siete primeras economías del mundo en tres lustros, 15 años, o al menos eso afirma un reconocido analista político-económico-financiero de uno de los principales diarios del país.

Como sabemos, el índice de nacimientos en China va a la baja y no volverá a tener los crecimientos que traía desde hace más de un cuarto de siglo. Su pirámide demográfica se modificó y no saldrá pronto del atolladero, de ahí que hace poco haya modificado, entre otras cosas, su política de hijo único.

En América Latina algo similar ocurre en Brasil, que está en recesión, con todos los consecuentes y severos problemas económicos, además de que, por increíble que parezca, su pirámide poblacional va hacia abajo.

Rusia está en una situación parecida, en una crisis de la que no se le ve fondo por el momento, así que la oportunidad para México es inmejorable, sobre todo porque en este mapa, Estados Unidos recuperará su papel de primera potencia económico-político-militar del mundo.

Con el conjunto de reformas estructurales que se dieron en los dos primeros años y medio de gobierno de Enrique Peña Nieto, además de la conformación de la Comisión Nacional de Procedimientos Penales y la creación del organismo anticorrupción, que abonará a la transparencia y limitará el actuar de los gobernadores y funcionarios, el cual no estaba en los planes de esta administración, pero no quedó más remedio con los escándalos de la Casa Blanca de las Lomas y la casa de Malinalco, el panorama parece optimista.

Por todo lo anterior, para concretar esta oportunidad, hay que fortalecer al Estado, construir un Estado de derecho –para combatir la impunidad lacerante- y crear una mentalidad orientada a la productividad, donde habría que reconocer a los empresarios que producen y generan riqueza, además de señalar a quienes se hacen ricos por los privilegios del sistema. Hay que reescribir los libros de texto donde el empresario es el villano de la historia.

En suma, aunado a un gran bono demográfico para los próximos años, la vecindad con Estados Unidos, el conjunto de reformas estructurales y la entrada del sistema de rendición de cuentas y fiscalización para los funcionarios públicos, México está en el umbral de una gran oportunidad histórica, así que, sin duda, debemos tomarla. Ahora o nunca.

El botiquín
Desde la Redacción les enviamos un caluroso abrazo y nuestros mejores deseos para este 2016 que apenas inicia. Excelente año.