Ferdinard Recio2

Ferdinard Recio

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Es director general del Centro Acrópolis.

 
El Consejo de Salubridad General, la Secretaría de Salud, las instituciones del sistema nacional de salud y la industria químico farmacéutica en el último mes de 2014 consolidaron un programa en beneficio de las personas más vulnerables

El programa está dirigido a los pacientes que ya no responden a los tratamientos curativos y se encuentran con un pronóstico de vida limitado.

Por lo anterior, es necesario brindar la atención de cuidados paliativos por medio de las Clínicas de Atención al Dolor y áreas específicas para este fin, donde se proporciona un plan de atención adecuado a la sintomatología psicológica, social y espiritual del paciente y su familia.

Así, los servicios de primer nivel de atención de salud acreditados ante la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, amplían su servicio a la atención domiciliaria y a la orientación ante la crisis del núcleo familiar por medio de los programas de atención telefónica o medicina a distancia.

Esto nos lleva a considerar que la resiliencia en beneficio del paciente se ha ampliado al brindar, por medio de equipos multidisciplinarios de salud, una nueva red de beneficios apoyados por los programas de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud a nivel nacional, ya que alrededor de 55 millones de habitantes del país se encuentran ya afiliados a lo que en forma coloquial la población conoce como el Seguro Popular.

Lo anterior es básico, porque día a día escuchamos en algunas familias mexicanas que no saben cómo cuidarán a su paciente que ya no responde a los programas de tratamientos médicos  curativos en los hospitales y que deberán ser atendidos en su domicilio.

Es indispensable darnos cuenta que la industria químico farmacéutica, durante un largo periodo, no logró producir la cantidad adecuada de opioides y sus derivados para controlar el dolor en la etapa final de la vida o en el inicio de los tratamientos, por las diferentes normas existentes para la producción de estos productos, pero hoy día la visión amplia de las nuevas autoridades de nivel central de la Secretaría de Salud ha logrado superar en diferentes formas esta situación, en donde los pacientes con cáncer o enfermedades crónico-degenerativas, podrán recibir el apoyo de los médicos generales, ya que con la buena comunicación de éstos con los especialistas de los institutos nacionales serán orientados en el manejo del paciente en el domicilio.

Los servicios de salud día a día superan paradigmas y crean bienestar a la población más vulnerable, por medio de las disposiciones de nuevas políticas de atención y recordar que los cuidados paliativos tratan de controlar el dolor, otros síntomas físicos concomitantes, al apoyar al paciente y al cuidador primario o familiar en la orientación del manejo de su paciente a nivel psicológico, social y espiritual, por medio de redes de apoyo.

La resiliencia en el paciente y sus familiares debe ser constante, metódica y bien planeada por el equipo multidisciplinario de salud, con la finalidad de proporcionar atención integral, fomentar bienestar y proporcionar un trato digno hasta la etapa final de la vida del paciente; así también lo necesita el equipo de salud, para no declinar en sus acciones que siempre deben ser muy humanísticas y con los mejores niveles de calidad.

Ferdinard Recio2Ferdinard Recio

Es director general del Centro Acrópolis.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 
Realicemos una cruzada para demostrar que el año 2015 sea de paz, desarrollo laboral y progreso para todos sus ciudadanos. Ya que cada día se restablecerá el orden al hacer cumplir los elementos de justicia para aquéllos que sólo tratan de provocar inestabilidad, con fines no propios de un verdadero mexicano

Hoy en día en nuestro país, se ha desarrollado el fenómeno antropogénico “socio organizativo”, como una amenaza a la ciudadanía y a la ciudad resiliente en que siempre hemos vivido en diferentes entidades federativas, ya que cada día en las noticias escuchamos los bloqueos a las carreteras que nos llevan a los principales centros turísticos y avenidas principales de las ciudades, lo que ocasiona que no tengamos acceso a servicios de urgencia o adquirir productos indispensables, como son alimentos, medicamentos o material de curación a los centros hospitalarios y centros de salud, para mantenerlos en un nivel de calidad para atención a los pacientes que acuden a ellos

Estamos conscientes de que existe un duelo por la desaparición de los estudiantes normalistas y que sus familiares solicitan se realice justicia, pero hay un grupo de personas que los utilizan como estandarte para crear desorden, agresiones a las personas, a las instituciones gubernamentales y establecimientos privados, con lo cual no solucionan su aparición; en vez de eso, deberían colaborar en forma ordenada para apoyar a las autoridades en la búsqueda casa por casa, municipio por municipio, zonas serranas, valles, ríos, basureros municipales y entidades estatales que colindan con el estado de Guerrero, para encontrarlos.

La imagen de orden y estabilidad de seguridad nacional que demuestra que somos un país resiliente, se ha presentado como nula para el extranjero, ya que la publicidad de los medios electrónicos, nos hace ver como un país inseguro, por lo cual los turistas extranjeros ya se cuestionan el trasladarse a México, por lo que no sólo los estados de Guerrero, Michoacán, México y el Distrito Federal son afectados por estas marchas y se enfrentan a este tipo de desorden, si no todo nuestro país.

Nuestro compromiso como mexicanos es comunicar y difundir a nuestros amigos del extranjero que somos un país estable, con una excelente producción de las instituciones y empresas privadas; que la cordialidad de nuestros paisanos en todo el territorio es de amabilidad y disponibilidad de servicio, así como de las instituciones gubernamentales.

 

Ferdinard RecioFerdinard Recio

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Es director general del Centro Acrópolis.

 
Hay que recordar que durante la temporada invernal que inició el 21 de octubre 2014 y termina el 20 de marzo de 2015, se debe contar con contar con la cantidad suficiente de medicamentos para no interrumpir su tratamiento o exponerse en los momentos de mayor frío para salir a conseguirlos

Al hablar de fenómenos hidrometeorológicos nos debemos referir en este tiempo a las heladas, ya que una helada ocurre al momento que la temperatura del aire cercano a la superficie del terreno disminuye a 0°C o menos, durante un lapso mayor a ocho horas, como lo define la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC).

Es por ello que hay que conocer más respecto a ellas, ya que se clasifican en blancas y negras: las blancas se forman al instante que las masas de aire son húmedas, por lo cual provocan condensación y formación de hielo sobre la superficie de las plantas y en objetos expuestos con libertad a la radiación nocturna; las negras se desarrollan al momento que el aire del ambiente se encuentra excesivamente seco, no existe condensación ni formación de hielo sobre la superficie. A pesar de ello, los cultivos son dañados y, al día siguiente, la vegetación presenta una coloración negruzca.

La CNPC nos informa cómo protegernos antes y durante la época de heladas:

• Antes: estar atentos a la información meteorológica y de las autoridades de salud, que se transmiten por los medios de comunicación masiva. Procurar fomentar entre sus familiares y la comunidad, las medidas de autoprotección. Vestir con ropa gruesa, comer frutas y verduras amarillas, ricas en vitamina A y C, procurar tener cobijas suficientes para cubrirse por las noches.

• Durante: cubrirse bien durante la noche, que es la hora en que más baja la temperatura, abrigarse con ropa gruesa que le cubra todo el cuerpo, permanecer resguardado en el interior de su casa y procurar salir sólo en caso necesario durante la noche, incluir en sus comidas, dulces, chocolates, grasas. Atender cualquier enfermedad respiratoria, acudir a su centro de salud más cercano.

• Medidas de seguridad: no utilice estufas ni anafres de combustión de gas o carbón dentro de habitaciones que carezcan de ventilación adecuada, almacene suficiente agua y alimentos para varios días, procure que los alimentos no sean de fácil descomposición y, de preferencia, altos en calorías. Tenga a la mano radio con baterías, linterna y selle puertas y ventanas para evitar cruces de corriente y salida del calor acumulado en su casa.

La autoprotección permitirá que su ciudad sea resiliente ante este tipo de fenómenos, ya que podrá usted seguir con la productividad acostumbrada en su trabajo y para su familia; hay que recordar que ante los primeros síntomas de cualquier enfermedad de tipo respiratorio, circulatorio o del corazón, deberá presentarse de inmediato a una unidad de salud y recordar que durante la temporada invernal que inició el 21 de octubre 2014 y termina el 20 de marzo de 2015 deberá contar con la cantidad suficiente de medicamentos para no interrumpir su tratamiento o exponerse en los momentos de mayor frío para salir a conseguirlos.