Cecilia Padierna

@LabsLEI

Es gerente de Inteligencia Competitiva en Laboratorios LEI.

La nanotecnología constituye la utilización de materiales en el rango de las billonésimas de metros -por lo que no pueden ser vistos a través del microscopio óptico tradicional- en diversas aplicaciones. Por ejemplo, en salud, en tecnologías de la información, en comunicaciones, en alimentos y cosméticos

En el caso de la industria de la salud, la nanotecnología es de particular interés debido a las propiedades biológicas y químicas de las nanopartículas, es posible incrementar la concentración de la sustancia activa en el sitio de interés, disminuir los efectos adversos y regular el tráfico hacia las células o tejidos blanco. Su utilización en salud ha versado, sobre todo, en el combate al cáncer, la inflamación, las infecciones y las irregularidades cardiovasculares.

Uno de los hitos más importantes de la nanotecnología aplicada a la salud fue la aprobación, por la Food & Drug Administration (FDA), en 1995 de Doxil, un citotóxico cubierto por liposomas, con ventas por arriba de los 400 mdd en 2011. Las anécdotas cuentan, sin embargo, que al inicio de su aprobación uno de cada tres lotes tenía que ser descartado, debido a la inmadurez de su plataforma tecnológica de producción.

Las nuevas plataformas de producción, basadas en las acurinas, permiten dotar de especificidad, circulación prolongada y liberación controlada a los medicamentos, al hacerlas apropiadas en específico para el tratamiento contra tumores.

Asimismo, existe disparidad entre los registros existentes de productos para la salud de fundamento nanotecnológico y su propiedad intelectual. Se esperaría que hubiera exclusividad comercial para los polímeros o mezcla de polímeros y sus tamaños, para el medicamento embebido en el polímero, para las características de la superficie de la nanopartícula, para los ligandos en la superficie, para el proceso de producción y para los usos de los mismos. Sorprendentemente no es así. Por lo que la oportunidad de blindar las inversiones es enorme hoy en día.

La FDA empezó a delinear el camino de la regulación de la nanotecnología en 2007, cuando estableció su equipo de trabajo designado para tal tema. Luego, en 2011 se emitieron los primeros documentos para familiarizar a los grupos de interés con la nanotecnología. En 2012 se colocaron a comentarios los primeros documentos guías para su producción y desarrollo que, al final, fueron emitidos como oficiales en 2014.

Desde el punto de vista económico se ha observado que la aprobación de productos nanotecnológicos es más corta y requiere inversiones menos cuantiosas que las de farmoquímicos y las de medicamentos biológicos. También, el pico de ventas se extiende ya que no hay productos genéricos aprobados al día de hoy. Se estima que la barrera de entrada tecnológica es más alta que la de las moléculas pequeñas. Los expertos del Laboratorio de Caracterización de Nanotecnología de Estados Unidos de América, señalan que es necesario contar con una caracterización fisicoquímica extensa, estudios de eficacia, datos de farmacodinamia e inmunogenicidad, cuando sea apropiado.

Por todo lo anterior, la nanotecnología constituye una aproximación muy interesante y, paradójicamente, subexplotada en medicamentos. Es importante, sin embargo, considerar los avances regulatorios de las agencias más maduras para incrementar la probabilidad de éxito comercial de estos productos.

Molly TrueMolly True

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Es Gerente de Marketing para la Práctica de Salud de Avaya. Es responsable de asegurar que los equipos de ventas de Avaya y sus socios tengan las herramientas para promover soluciones de la compañía a los clientes del sector salud.

Los nosocomios adoptan cada vez más dispositivos conectados a Internet, con la esperanza de aprovechar sus impresionantes beneficios

Imagine camas inteligentes que puedan detectar en automático si están ocupadas o si el paciente ha sido dado de alta y que también puedan medir la calidad del sueño del paciente. Imagine dispositivos e implantes que permitan medir estadísticas vitales de un paciente y envíen al personal de enfermería los datos en tiempo real.

Hoy en día es frecuente el uso de dispositivos de red en los hospitales, un número creciente de médicos y enfermeras utilizan dispositivos de comunicación activados con WiFi y tabletas en lugar de tablillas con sujetapapeles y hojas de papel. El objetivo es utilizar la tecnología para proporcionar una mejor atención sanitaria.

En el impulso por adoptar dispositivos conectados a Internet (y activar el Internet de las cosas), muchos hospitales toman riesgos. Los dispositivos de red representan un punto de exposición en la red. A diferencia de otras industrias, como la financiera, la salud tiene menos experiencia cuando se trata de hackers, lo cual se convierte en un problema grave al momento que los registros médicos están en juego.

10 cuestiones clave
Aquí están las 10 preguntas clave que los hospitales deberían considerar antes de adoptar dispositivos conectados a Internet:

1. ¿Ha dividido su red en zonas seguras? En la planificación de dichas zonas, ha considerado, "si hubiera un ataque a través de este segmento de la red, ¿podría recuperarse con rapidez o remediar el daño?"

Leer más...

Carlos Vargas

Carlos Vargas

Es propietario de Factor Humano (FH) en Red y es consultor en recursos humanos y cazatalentos para diversas corporaciones.

 
Internet y las RSP son elementos fundamentales de la transformación de nuestro ejercicio profesional, siempre y cuando se utilicen de forma correcta y éstas se desarrollen y cumplan con los principios de accesibilidad y usabilidad a la información. Lo maravilloso de Internet y las RSP es que podríamos representarlas, como el “eslabón perdido de la humanidad” en este Siglo XXI

Competencias y experiencia matan carita
“Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida”: Woody Allen.

Hace cinco años participé en un focus group de la Asociación Mexicana de la Comunicación (AMCO), sobre el uso y la accesibilidad hacia las redes sociales (RS), y en él me preguntaron, ¿cuál era mi mayor secreto en Internet?, mi respuesta fue: que al navegar por dichas redes “solamente yo sabía mi edad”, lo cual me llevó a reflexionar, desde una visión social y profesional, la oportunidad que representa Internet y las redes sociales profesionales (RSP), para las personas con diversos impedimentos, desde criterios discriminatorios de algunas organizaciones, para incorporarse y/o reintegrarse a la fuerza laboral, hasta un mercado del empleo en crisis de valores, crisis económica y también de necesaria transformación personal, ya que sin duda alguna debemos investigar, estudiar y conocer hacia dónde van nuestras posibilidades como empleado y empleador (artículo Merca 2.0, del 25-03-2015).

De esta manera, la respuesta de personas con capacidad de trabajo y necesidad de empleo, se ha volcado a un mercado de empleo con nuevas fórmulas como son las de personal independiente, a través del teletrabajo, freelance, multitarea, por proyectos, y hoy día, el talento knowmads que es un nuevo perfil profesional, de una persona creativa, imaginativa e innovadora que puede trabajar con casi todo el mundo, en cualquier momento y en cualquier lugar, todos estos formatos buscan rebasar el riesgo de ser pronto un profesional sin empleo y sin trabajo (artículo Merca 2.0, del 05-08-2015).

Leer más...

Patricia Puente2

Patricia Puente

Es directora general de Salud y Conciencia Corporativa.

Correo electronico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
Aunque aún cuesta trabajo hablar de felicidad en el mundo empresarial, ya son varias las empresas que aplican la felicidad como cultura corporativa y cada vez más se puede demostrar que es un ingrediente indispensable para crear más productividad, compromiso y lealtad

La felicidad es un estado de ánimo que produce sensación de satisfacción, alegría y placer, desde el punto de vista biológico. La felicidad es el resultado de una actividad neural donde los factores externos e internos estimulan el sistema límbico, al liberar hormonas como: endorfina, melatonina, serotonina, oxitocina, dopamina, norepinefrina, conocidas como las hormonas de la felicidad. Las emociones y sentimientos son resultado de reacciones bioquímicas, responsables de hacerte sentir triste, feliz, enojado, optimista o amoroso.

Expertos han medido el grado de felicidad de las personas mediante pruebas específicas y los sujetos clasificados con un alto nivel de felicidad se muestran más positivos ante su entorno en general, con actitud y comportamiento entusiasta hacia nuevos proyectos, metas y objetivos, tanto personales como profesionales.

Felicidad = Éxito
El tema de la felicidad y bienestar general ha sido asociado desde hace varios años, al mundo empresarial y los niveles de productividad, para profundizar y conocer más sobre sus características e influencia en la conducta humana en el escenario laboral, reconocidos institutos y universidades, como la Universidad de Warwick, UK, Universidad de Columbia, Universidad de Pensilvania, han presentado resultados determinantes de sus investigaciones sobre la relación felicidad- alto desempeño laboral; vale la pena mencionar también un mega análisis de 225 estudios presentado por los investigadores Sonja Lyubomirsky, Laura King y Ed Diener, donde presentan evidencia de la relación causal entre felicidad/satisfacción personal y éxito profesional.

Los resultados van desde 12% hasta 25% más productividad en personas felices. Es cada vez más evidente que la felicidad dentro de las empresas genera un ambiente más creativo y propicio para generar mayor innovación y productividad. Si los colaboradores son felices, entonces los indicadores de medición de la empresa serán ascendentes, de igual manera, si los niveles de felicidad son bajos, la productividad irá a la baja.

Leer más...

Patricia PuentePatricia Puente

www.saludyconciencia.mx

Es directora general de Salud y Conciencia Corporativa.

 
No ignoremos los sentimientos y emociones que vivimos todos los días, tratemos de poner en perspectiva cada situación y no reaccionar de manera impulsiva, identifica tus propios estados de ánimo. Ayuda reconocer cuándo y porqué estás enfadado, nervioso o triste, “actúa sobre las causas y no sólo sobre los síntomas”

¿Qué nos sucede a la hora que no podemos expresar de forma recurrente emociones como enojo, miedo o tristeza? Las emociones guardadas o atoradas crean, al mismo tiempo, lo que podemos llamar “estrés psicológico-emocional”, que no es más que nuestra manera de reaccionar física, psicológica y emocionalmente cuando:

• Te sientes presionado, agobiado.
• Percibes que la situación que vives te exige demasiado.
• No encuentras solución a cierto (s) problema (s).
• Tu bienestar físico o emocional se ve amenazado o alterado.
• Tienes pensamientos negativos, preocupaciones, recuerdos dolorosos, culpa, enojo, frustración, etcétera.
• O al instante que hay necesidad de adaptarse al cambio o a situaciones nuevas.

El estrés que surge proviene de un desequilibrio entre las demandas de las circunstancias que vivimos y nuestra capacidad de enfrentamiento y solución. Mientras más demandas y menos recursos para resolverlas, mayor estrés.

¿Por dónde empezar?
Primero debemos analizar las demandas que vivimos y reconocer nuestras aptitudes, habilidades y cualidades para enfrentarlas y resolverlas, a veces se requiere buscar algún tipo de apoyo para ser objetivos.

Esto puede ser muy importante si recordamos que la respuesta ante el estrés afecta diferentes sistemas de nuestro organismo, sobre todo tres: el linfático, el nervioso y el inmunológico; esta respuesta que en principio puede ser buena y salvarnos la vida en situaciones críticas, al ser crónica puede llevarnos a la enfermedad, ya que el sistema neuroendocrino a veces pierde la capacidad de regularse al mantenerse siempre activo.

Si tenemos demasiado cortisol o adrenalina por la activación constante o por el contrario insuficiencia de estas hormonas, el sistema inmune se verá comprometido y esto lleva a la inflamación y supresión del sistema de defensas, así comienzan los síntomas más comunes: dolores de cabeza, contracturasmusculares, gripesconstantes, erupcionesen la piel, problemas digestivos, alteración del sueño, aumento en los niveles de colesterol e hipertensión, nerviosismo, falta de concentración, depresión o irritabilidad entre otros.

Leer más...

Cristobal Thompson2

Cristóbal Thompson

Es director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF).

Twitter: @AMIIFMx

La AMIIF busca ser un actor estratégico para la transformación de la salud en México a través de la innovación farmacéutica y por eso hemos tomado la decisión de participar de forma activa en la discusión del presupuesto

México tiene en puerta una oportunidad histórica: el bono demográfico le dará la población económicamente activa (PEA) más numerosa dentro de sólo 10 años –87.6 millones de personas– y es fundamental garantizar que goce de buena salud para detonar la productividad y la competitividad del país. Un país sano es un país productivo.

Desde esta perspectiva, la salud es uno de los factores clave para el crecimiento económico de México. Para garantizarla es fundamental que exista inversión suficiente para ofrecer servicios de calidad para toda la población. La expectativa de vida va en aumento, para llegar a los casi 75 años en promedio, pero también van en aumento las enfermedades crónicas no transmisibles como principales causas de muerte, incluyendo las derivadas de hábitos poco saludables y desatención médica oportuna. Al final, todos somos pacientes en algún momento de nuestra vida.

Al día de hoy, México tiene el reto de invertir en salud. En promedio, el país invierte 6.2% del Producto Interno Bruto (PIB), por debajo del promedio de 8.9% del PIB que marca la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). La decisión de invertir en salud es indispensable y urgente.

Hacer más con lo que existe
Para la AMIIF, la fórmula para lograrlo es: 1) blindar el presupuesto actual, es decir, evitar más recortes al sector salud; 2) eficientar el uso de los recursos, para hacer más con lo que ya existe; y 3) crecer, no sólo la inversión en el sector, sino la economía nacional apoyada en una población más sana y productiva.

En aras de contribuir a la generación de conocimiento para encontrar áreas de oportunidad del sector salud en México, la AMIIF promovió la realización del Estudio sobre la inversión en salud en México. El estudio, elaborado por la consultoría Evercore-Protego, analiza el ejercicio del presupuesto de salud en México en la última década, sustentado en datos oficiales, así como en una amplia investigación en teoría de economía en salud y en informes internacionales.

El estudio es revelador, pues hace evidente que México debe invertir de manera urgente en el sector. México ha disminuido la inversión en salud en 0.5% del PIB anual desde 2012. La caída en la inversión va en detrimento del gasto por paciente en los diversos servicios de salud, como son el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Seguro Popular. Si no hay una inversión creciente en salud, dentro de sólo tres años (2018) el gasto para el tratamiento de la diabetes será equivalente a casi el doble (1.8 veces) del presupuesto asignado para cada paciente del Seguro Popular y más de la mitad (54%) del presupuesto por paciente del IMSS.

Leer más...

Luis Guillermo Santana

Luis Guillermo Santana

Es licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Tiene el grado de Maestro en Ciencias de la Educación por el IEU. Durante 26 años ha trabajado en el sector educativo, tanto en áreas de administración educativa como en docencia. Hoy en día funge como directivo en educación secundaria.

Correo: colaboradores.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Valemos tanto que nuestro granito de arena, ni más ni menos, puede ser la piedra angular de la educación de nuestros alumnos y, por qué no, de la gradual transformación de nuestra sociedad

Pertenecer a la comunidad escolar es integrarse a ella; los profesores formamos parte de los grupos de estudiantes donde impartimos clase; los docentes estamos bien cuando nuestros grupos marchan bien. Como profesores deberíamos establecer metas a lograr con nuestros alumnos, más allá de objetivos o exigencias institucionales. Las metas son datos medibles y tangibles, que nos pueden servir a cada uno de nosotros, los maestros, como guía comparativa de nuestra propia gestión educativa a través del tiempo.

La vocación por transmitir, enseñar y/o intervenir en el proceso educativo de los alumnos, e incluso formativo (si se trata de educación básica), es inseparable de la profesión docente. Es primordial tener entre nuestras luchas muy personales (en nuestro fuero interno) la búsqueda por el buen rendimiento de nuestros pupilos, la certeza del avance en sus aprendizajes y, por ende, el reflejo de ello; por ejemplo, en un indicador tangible que se llama calificaciones.

Leer más...

Más artículos...