Todo un Big Brother

Tecnología
Typography
D-Link es un proveedor global de soluciones de networking para consumidores y empresas, cuenta con la EyeOn Baby Camera, un dispositivo que ya está disponible en México, el cual resulta idóneo para vigilar a los reyes de la casa…

Todo un Big Brother3

Debo decir que el dispositivo, la Baby Cam de D-Link, es bastante discreto, es una esfera con una pequeña base y tiene la opción de tenerla siempre en la misma, o bien, colocarla en una base fija, para lo cual tiene todos los aditamentos, tornillos, fierros e instrucciones, por supuesto. Esto está fenomenal, porque cuando se deje de utilizar como Baby Cam, porque el bebé crecerá algún día, se puede usar para monitorear, por ejemplo, una habitación en particular o la entrada a nuestro domicilio cuando salimos de vacaciones.

Me llamó la atención poder conectar la Baby Cam a la red local, de forma inalámbrica, y poder ver la imagen desde prácticamente cualquier dispositivo, como un teléfono inteligente, tableta, laptop o computadora de escritorio.

La instalación fue muy fácil en realidad. La conexión a la red, igual, pero lo que más me sorprendió fue cuando hice la prueba lejos de casa: con un botón digital uno avisa a la cámara que está fuera, y enseguida se pone la función de continuar con la vigilancia, aunque uno esté en China, siempre y cuando la cámara tenga conexión a Internet.

De esta manera, se puede tener una monitorización completa del bebé a través de la aplicación gratuita mydlink Baby, la cual ya está disponible en tiendas  digitales, tanto en la App Store como en Google Play; además, permite tomar fotos o videos de esos momentos especiales, mediante una tarjeta MicroSD, para compartirla después con la familia, amigos o redes sociales.

Lo anterior es muy útil, sobre todo cuando uno tiene que salir de casa, incluso si se deja al bebé con algún cuidador, así sea de la familia o externo. Esta Baby Cam es, por así decirlo, los ojos de uno cuando estamos fuera de casa.

Cabe decir que, para cuando el pequeñito está muy inquieto, el aparatito viene con cinco relajantes canciones clásicas de cuna, que lo ayudarán a tranquilizarse y dormir, las cuales también se pueden programar a distancia, incluso el volumen y temporizador, así sea dentro de la misma red local.

Por otro lado, cuenta con la función de visión nocturna, con lo cual uno puede monitorear al bebé de noche, aunque uno esté en la habitación de junto, y así tener la tranquilidad de que nuestro bebé está bien cada segundo.

Por si fuera poco, la cámara admite múltiples conexiones simultáneas, para que tanto los padres como los familiares o cuidadores puedan vigilar al bebé. El acceso es 100% seguro, con protección del streaming de imagen y sonido con los más avanzados sistemas de encriptación, mientras que la conexión a la cámara sólo se puede realizar mediante el usuario y contraseña que definen los padres.

El aparatito tiene, también, una comunicación clara de dos vías, es decir, se le puede hablar al bebé a través del micrófono y bocina integrados, además de escucharlo a él, de esta forma los padres podrán sentirse cerca de sus pequeños.

Para concluir, otra herramienta muy valiosa de la Eye On Baby Cam es el monitoreo de la temperatura del cuarto del bebé, gracias a su sensor LED, que cambia de color para alertar si la temperatura sube o disminuye más allá de lo configurado. Ni lo dude, está increíble.